Loading
Mar 25, 2015

Ciberbullying : Más del 50% de los jóvenes lo sufren en redes sociales

written by socialnius

Socialniuscom ¡Síguenos  en Twitter!

Durante casi dos años, se ha un realizado estudio sobre la interacción entre los menores de edad y las distintas redes sociales, buscando implementar medidas y/o esquemas de seguridad efectivas para protegerlos. La subcomisión de estudio sobre Redes Sociales afirma que las conclusiones de dicho estudio no solo intervienen temas de seguridad sino también prevención del ciberacoso. ¿Cuál es la preocupación de los entes competentes? En los últimos meses ha surgido un fenómeno, que quizá no se habría tenido en cuenta lo suficiente y es el “delito de odio” que trae por defecto campañas terroristas, incidiendo en el comportamiento de los jóvenes y poniendo en tela de juicio la identidad digital.

8237978147_58ce3f6b38_z

Una gran diferencia desde el punto de vista de la seguridad es si se trata de redes sociales públicas donde su contenido puede ser buscado y visto o si son cerradas y no son fácilmente detectados por los motores de búsqueda. El problema reside en los casos de ciber-acoso, donde las cifras son alertadoras. Nidia Represa, una joven de 21 años víctima del ciberbullying, escribió “bajo mi piel” una novela escrita en tercera persona, donde relata su historia. Ella hace parte del 50% de jóvenes que han sufrido en algún momento, amenazas, insultos, difamación, etc.

8470402133_3e33586f23_zNo obstante, las redes sociales no son las únicas plataformas de riesgo para los menores. La creación de juegos en línea donde es posible jugar con desconocidos de todo el mundo y establecer un canal de comunicación, así como los chats, han cambiado la perspectiva para las autoridades competentes. Los juegos ya no son juguetes inofensivos sino un medio donde también hay que estar alerta. Según la subcomisión el objetivo no es hacer un resumen con la problemática actual por parte de expertos sino abrir temas de debate para hacer un ajuste en las medidas preventivas y cómo difundirlas.

Además de prestar atención a los niños y hacerles seguimiento, ellos deben conocer sus derechos y sentirse de algún modo protegidos. No es un tema meramente de seguridad sino de aprender a cuidarse. También estar seguros que no están solos y que nadie puede abusar de ellos ni hacerles sentir incómodos de ninguna manera. El papel de los padres y educadores es más complicado. Anteriormente los adultos sabían más sobre la mayoría de temas que los niños y en eso radica en el problema. Es difícil dar lecciones a un público que está más avanzado. Se debe adaptar a la evolución tecnológica, fomentar el respeto por la intimidad, darles herramientas para pedir ayuda e implementar sistemas de seguridad para los contenidos que buscan y comparten.

Por: Laura Pérez González ¡Sígueme en Twitter!

Leave a comment