Loading
Nov 5, 2013

Llegó el momento: A por mi nuevo perro guía

written by socialnius

Por @socialniuscom, sígueme en Twitter

Aquí estoy, expectante y la verdad un poco nervioso, porque dentro de unas horas ingreso en la Fundación ONCE del Perro Guía, sito en la localidad madrileña de Boadilla del Monte, para acoger a mi nuevo amigo de cuatro patas que me servirá de guía espero, por lo menos, lo mismo que mi Lillo, nueve años y recientemente jubilado.

 

Un perro guía de la Fundación ONCE

Un perro guía de la Fundación ONCE

No os podéis imaginar lo que supone para nosotros este paso hacia adelante. Por un lado, es imprescindible permanecer sin ver a nadie, y repito a nadie, por lo menos las dos primeras semanas, para que así mi nuevo perro guía cree bien el vínculo con el nuevo usuario ciego que seré yo. De ahí, que se tengan que realizar estos cursos residenciales con varios instructores y personas ciegas de todo el país por ser esta escuela la única oficial de España.

Además, en mi caso ya soy experimentado pero sigo teniendo un hormigueo en el estómago y me siento intranquilo por lo que me voy a encontrar. ¿Qué perro me darán?, ¿nos acoplaremos bien?

No sabemos nada de nuestro futuro perro guía hasta el segundo día del curso con lo que ni raza, ni color, ni sexo sabemos de él o ella y, claro, esto alimenta mucho más esta desazón hasta que se resuelven todas las incógnitas. Yo siempre digo que esta experiencia debe de ser como la de una pareja al tener un hijo, días y horas antes del parto son todo elucubraciones y muchas ilusiones de como será, que vendrá…

Incluso el enigma de con quién vas a convivir todos estos días y cómo será la convivencia. Tened en cuenta que cambias radicalmente de tipo de vida y te topas, de repente, con personas con edades diferentes, procedencias distantes, pero con un objetivo común. Compartirás todas estas jornadas con el nuevo perro guía asignado que suelen ser todos muy buenas pero siempre en alguna lo pasas peor pues se está creando el buen acoplamiento con cada nuevo usuario.

Ya os iré relatando acontecimientos y aventuras estos días que se me avecinan pero, sin duda, lo primero será agradecer el trabajo previo que ya han realizado con el perro que me espera, primeramente la familia acogedora que estuvo en la infancia del perrito educándole sin saber para quién iba a ser y, por supuesto, a todos los profesionales de la Fundación ONCE del Perro Guía que hicieron lo posible para que naciera con unas condiciones físicas y de carácter espléndidas para este trabajo. Ahora, con el instructor y los entrenadores, han hecho posible que al llegar hoy yo a las instalaciones se cierre toda esa cadena de mucha gente trabajando para que sean estos fantásticos animales nuestros ojos y mucho más durante muchos años.

Gracias a todos.

Leave a comment